Milán, excelencia europea en la recogida selectiva

amsa

Milán con el modelo puerta a puerta recoge actualmente más del doble de los residuos orgánicos que cualquier otra ciudad europea.

El sistema de gestión de los residuos de Milán tiene uno de sus puntos fuertes en la recogida de la materia orgánica, cuya eficacia consiste en el uso de bolsas de bioplástico biodegradable y compostable, impermeables, higiénicas, transpirables, y adecuadas para el tratamiento en las instalaciones de compostaje y de digestión anaeróbica.

La compostabilidad de las bolsas  es un factor clave, esencial para asegurar la calidad del material a eliminar. La recogida de la materia orgánica ha permitido a la ciudad de Milán superar el 50% de recogida selectiva, un dato realmente óptimo para una gran metrópolis. En la capital lombarda, en un año, se recogen más de 90 kg por habitante de residuos orgánicos, una cantidad muy importante si se compara, por ejemplo, con los 45 kg de Viena o los 31 kg de Munich (datos relativos a 2012). La materia orgánica “de calidad” recogida en Milán supera el 95%.

 

Milán, Ciudad del Reciclaje

El modelo de recogida selectiva de Milán ha suscitado el interés del C40, una red global constituida por los alcaldes de las mayores ciudades del mundo comprometidas en reducir sus propias emisiones de gas invernadero compartiendo las buenas prácticas, también en la gestión de los residuos.