LA COMARCA CATALANA DEL PALLARS SOBIRÀ EMPIEZA LA RECOGIDA PUERTA A PUERTA DE LOS RESIDUS ORGÁNICOS CON BOLSAS DE MATER-BI®

proyecto scow

Localizada en los Pirineos de Lleida, la comarca catalana del Pallars Sobirà es una zona rural agrícola de montaña que atrae grandes flujos turísticos, por lo que durante la temporada de verano sus 15 municipios doblan el número de habitantes, hecho che dificulta la gestión de los residuos a causa del notable incremento temporal. Aprovechando la oportunidad ofrecida del proyecto europeo SCOW (Selective collection of the organic waste in tourist areas and valorisation in farm compostig plants), el pasado mes de marzo se ha puesto en marcha el programa para introducir la recogida puerta a puerta de los residuos orgánicos en todos los núcleos del fondo de valles de la comarca, y la construcción de una planta de compostaje.

Para la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos, los ciudadanos y las actividades turísticas-comerciales han empezado a utilizar bolsas biodegradables y compostables Mater-Bi de Novamont, que ha contribuido a la iniciativa con un primer subministro gratuito para los ciudadanos. Como ya se ha demostrado en numerosas experiencias europeas, especialmente en la ciudad de Milán, es fundamental en la gestión de los biorresiduos el papel de las bolsas Mater-Bi, biodegradables y compostables conforme el estándar UNE EN13432: impermeables, higiénicas, transpirables e idóneas para el tratamiento de la fracción orgánica en plantas de digestión anaerobia y de compostaje. Las bolsas Mater-Bi son indispensables para garantizar la calidad de la recogida de los residuos orgánicos y su transformación en compost de calidad y biogás.

El proyecto SCOW se ha realizado en el ámbito del programa europeo ENPI-CBCMED para la cooperación entre países del Mediterráneo con la participación de España, Francia, Italia, Malta, Palestina e Israel. Este tiene el objetivo de desarrollar sistemas de recogida y reciclaje de los biorresiduos a un bajo coste, con tecnología simple y de alta calidad en territorios rurales agrícolas que tienen un fuerte atractivo turístico, desarrollando modelos sostenibles, innovadores, y locales de gestión de los residuos orgánicos. Como es la recogida puerta a puerta de los residuos orgánicos y la introducción del compostaje en plantas de pequeñas dimensiones, descentralizadas, localizadas principalmente en zonas próximas a los puntos de producción de los residuos orgánicos.

Hemos querido dar apoyo a la propuesta del proyecto SCOW en el Pallars Sobirà porqué creemos que será un modelo de gestión de los residuos orgánicos reproducible en otras localidades y zonas europeas de dimensiones y características parecidas, que combinan intereses agrícolas y paisajísticos con fuertes flujos turísticos. Como en el caso de Milán que ya ha demostrado plenamente que el uso de las bolsas de Mater-Bi garantizan una elevadísima calidad de los biorresiduos recogidos, lo que repercute directamente a la calidad del compost producido”, según ha declarado Alessandro Ferlito, responsable comercial de Novamont Spa.