El film para acolchados biodegradable de MATER-BI garantiza a los cultivos los mismos beneficios que los acolchados tradicionales. Se puede utilizar en diferentes condiciones ambientales y en cultivos con ciclos diversos, desde la lechuga a la fresa.

Gracias a su completa biodegradabilidad en el suelo, no hay que recogerlo ni eliminarlo al final del ciclo del cultivo sino que se integra en el terreno en donde se biodegrada, transformándose en anhídrido carbónico, agua y biomasa. Lo que permite un ahorro en términos de tiempo y recursos.

Los bajos espesores utilizados (15, 12 y 20 micras) garantizan un buen rendimiento por hectárea.

Telo_ES